Botica-casera.com | Tu blog sobre medicina natural, remedios caseros, etc

Trucos contra el mal olor corporal

Trucos contra el mal olor corporal

El calor, la sudoración excesiva, salir de casa muy abrigados, caminar de acá para allá todo el día, el uso de calcetines que no sean de algodón… Todo esto y algunas cosas más, pueden ocasionarnos mal olor en cualquier parte del cuerpo. La buena noticia es que existen antídotos naturales que deberíamos conocer para poder evitarlo.

Aunque el mal olor puede aparecer en cualquier lugar, existen ciertas zonas donde se concentra más, como son las axilas, los pies y los genitales. Está ocasionado por la acción de determinados microorganismos que adoran vivir en medios húmedos como son los indicados. Cuando el lugar escogido está transpirado y además de esto, aumenta la temperatura, se reproducen con total facilidad. Es entonces cuando se genera el mal olor debido a que las bacterias desprenden algunos gases.

Además en estas zonas, sobre todo en axilas y pies, es donde más cantidad de glándulas sudoríparas se conglomeran. Cuando hace mucho calor o bien hacemos ejercicio, el trabajo de estas glándulas es lanzar agua, en forma de sudor, para reducir los grados centígrados y evitar inconvenientes. De ahí que cuando tenemos fiebre solemos sudar muchísimo.

Pero atención, porque la transpiración también tiene otra función, que es la de suprimir las toxinas del organismo. Este proceso natural donde pequeñas gotas de agua salada salen por los poros, transporta por su parte todo lo “malo” que se acumula en el cuerpo. Se podría decir que es la forma de respirar que tienen el cuerpo y la piel.

Cuando transpiramos, se produce mal olor, no hay otra ecuación posible, y es debido a lo explicado anteriormente. Sobre todo sudamos cuando hace calor, o por cambios hormonales en las mujeres, por ejemplo, a lo largo de la menopausia o bien en determinadas etapas del ciclo menstrual y más aún en la etapa adolescente.

Asimismo, se suele sudar mucho, cuando estamos bajo situaciones estresantes o de mucho agobio, presiones o preocupaciones, temor, ansiedad o nervios. El exceso de peso es otra de las causas del incremento de sudoración.

Utilizar zapatos que no sean de calidad o que no tengan una buena ventilación o bien que estén confeccionados con materiales sintéticos, no ayuda mucho a prosperar con el problema, pues no dejan que los pies evacuen el sudor y lo transforma en medios de proliferación idóneos para la propagación de hongos y bacterias.

Si a esto le sumamos el hecho de que los calcetines no sean de algodón, sino de lycra, que son de por sí malos absorbentes de la transpiración, ahí tenemos el resultado de por qué razón el mal olor de nuestros pies es tan fuerte.

Esto también sucede con otras prendas de vestir. Si está fabricada con materiales sintéticos, van a acrecentar la sudoración sobre todo en axilas y genitales. Por este motivo, es mejor escoger prendas de algodón o de cualquier otra fibra natural.


El olor corporal y su relación con la nutrición

Los alimentos que comemos influyen al 100% en nuestro olor corporal. Por ejemplo, si consumimos muchos azúcares refinados, frituras, grasas de origen animal, embutidos o comida procesada, el cuerpo deberá quitar considerablemente más cantidad de toxinas amontonadas incluidas en estos alimentos.

Lo mejor para evitarlo es llevar una dieta alta en vegetales, frutas ,crudos en los dos casos, cereales integrales, semillas y legumbres, como también tomar mínimo unos 2 litros de agua al día.

Una solución natural para evitar o reducir el mal olor corporal es aumentar la higiene personal. Si te bañas una vez al día, intenta hacerlo dos, por lo menos en temporada de verano. También puedes lavar las zonas problemáticas con agua y jabón, primero neutro y después con perfume si esto no te causa irritación.

Trata de no emplear desodorantes en spray o cremas, pues tienen la capacidad de tapar los poros de la zona y ocasionar finalmente peor olor. De este modo, se crea una especio de círculo vicioso donde cada vez que te pones desodorante, se tapan aún más las axilas y esto genera más y peor olor, y así sucesivamente. Escoge opciones naturales o caseras para utilizar como antitranspirantes.


Receta infalibre contra el mal olor corporal

Los ingredientes que necesitas son los siguientes:

  • cinco hojas de menta
  • cinco hojas de romero
  • una taza de agua hirviendo (250 ml aprox.)

Deja enfriar, cuela y pasa a un frasco. Tras la ducha diaria, moja un algodón en este líquido y refriega por las axilas y/o los pies.



Antídotos caseros contra el mal olor corporal

La clorofila

Sirve para depurar el cuerpo y suprimir las toxinas, puedes comprar las cápsulas en las tiendas dietéticas. Otra alternativa más natural sería, en una bandeja sembrar trigo, recortar el césped y hacer un licuado para beber.


El té verde

Es un genial depurativo que no solamente te ayuda a aumentar la temperatura del cuerpo y quemas grasas, sino también a suprimir el exceso de toxinas. Puedes beber una o dos infusiones de té verde al día.


Aceites esenciales

Los aceites esenciales como el de lavanda, romero, eucalipto, argán, etc, pueden ayudarte a suavizar el olor corporal. Utilízalos tras cada baño, tu piel te lo agradecerá.


Bicarbonato y limón

Si el olor es en las axilas y por haber utilizado mucho desodorante, puedes exfoliarlo con una mezcla de bicarbonato de sodio y limón. Cuidado de no exponerte al sol después, porque el ácido del limón puede provocar manchas en la piel. Igualmente puedes entremezclar bicarbonato con agua para formar una pasta y utilizarlo como antitranspirante natural y totalmente efectivo. Este método también sirve para los pies.



Otra buena idea sería la de llevar siempre con nosotros ropa de repuesto para poder cambiarnos. Sobre todo si vamos a estar muchas horas fuera de casa. Así, tras asearnos en cualquier baño, podremos vestirnos utilizando una muda limpia.

Otros artículos que te pueden interesar

Propiedades de las algas marinas: Alimentos para la salud
Propiedades de las algas marinas: Alimentos para la salud
Leer más