Botica-casera.com | Tu blog sobre medicina natural, remedios caseros, etc

Alimentos perjudiciales para la salud

Alimentos perjudiciales para la salud

Es imprescindible comer para vivir, nuestro cuerpo lo demanda todos y cada uno de los días, de ahí la importancia de saber si nos estamos nutriendo bien o si, al contrario, tenemos una mala alimentación.

Aunque no lo sepas, tienes en tu despensa los ingredientes suficientes para hacer un coctel molotov destinado a tu cuerpo. Por lo que, si deseas mantenerte en tu peso ideal y tener una alimentación sana y saludable, ten bien presente que debes deshacerte de ciertos alimentos y no incluirlos más en tu dia a día.

Con este post de alimentos perjudiciales, probablemente eliminarás ciertos productos que consumes con bastante frecuencia. Empezamos con…


La comida rápida

Tienes apetito y la primera cosa que se te pasa por la cabeza es una hamburguesa o bien un delicioso perrito caliente. Y es que la comida rápida está en todas y cada una de las esquinas, y caemos en sus redes. Recuerda que la comida rápida también una ‘rápida’ fuente para el deterioro de tu salud. El alto contenido de grasas sobresaturadas, de sodio y carnes procesadas es altamente dañino para tu organismo.

Las investigaciones se conocen en el mundo entero, no es una cosa que esté oculta. El consumo de comida rápida o comida basura aumenta los peligros de contraer diabetes o de padecer enfermedades cardiacas. Si lo haces ocasionalmente, te felicitamos, pero si no lo puedes resistir y el consumo es diario, te recomendamos que incluyas estas comidas en tu lista de alimentos perjudiciales y la saques de tus hábitos alimentarios. Te estás matando.


Refrescos o Bebidas Gaseosas

Tu madre llevaba razón cuando te decía que no tomaras tanta cocacola. Miles y miles de personas en el planeta la consumen diariamente, acompañando sus comidas o simplemente para refrescarse. Probablemente no siendo conscientes de los inmensos daños que hace cuando se consume a diario.

Las gaseosas tienen alto contenido de azúcares y muchas oscurecen los dientes por sus compuestos químicos. Son las que generan mayor peligro de obesidad, todavía más, en los más pequeños. No aportan absolutamente nada, solo calorías.


Dulces

Lo dulce más adelante puede hacerte pasar un trago amargo. Y es que el azúcar es exquisito en tu paladar pero tiene importantes repercusiones en el organismo. Su consumo excesivo es producto, habitualmente, de enfermedades como la diabetes y la hipoglucemia.

Esto en general se aplica para azúcares que son procesados. Existe un sinnúmero de azúcares naturales en las frutas, que cuando se consumen con moderación, pueden ser ventajosos para nuestro organismo. Así que, bájale al azúcar a ese cuerpo.


Embutidos

Esos tentadores embutidos que te hacen agua la boca se encuentran entre los alimentos más perjudiciales para el organismo. El fiambre se elabora a base de carne procesada, sus componentes químicos son dañinos cuando se consumen en demasía por el hecho de que acostumbran a contener nitratos de sodio y otros conservadores químicos que, a largo plazo, pueden ocasionar enfermedades cardiacas y cáncer.


Margarinas o mantequillas

Consumir margarina o mantequilla a menudo, eleva tus niveles de colesterol y produce daños en las paredes de los vasos sanguíneos. Cuando se consume, sus componentes se transforman en una carga tóxica para el organismo. Este componente multiplica las posibilidades de infarto, entre otras muchas enfermedades de tipo cardiovascular.


Palomitas de microondas

Sí, son fáciles de hacer, solo hay que abrir el bulto y ponerlo en el microondas. En 3 o 4 minutos como máximo, tienes unas palomitas que huelen a gloria en un enorme bol, listo para poder ver una buena película. Pero hay 2 o 3 cosas que no sabes de este snack.

Lo primero y nada más comenzar, hay que decir que la propia bolsa que metes en el microondas es muy tóxica y las palomitas en sí poseen emulsionantes y aceites bastante perjudiciales para la salud humana.

Lo peor de todo es cuando llevan escrito “sabor a mantequilla”, por el hecho de que para lograr eso, agregan diacetileno, un químico que se añade para darle el sabor y que muchas marcas han debido eliminar debido a su alto nivel de toxicidad.


Pizza congelada

No hay mucho que contar de este tipo de alimentos. Por el hecho de que la pizza en sí, con todas y cada una de las calorías que tiene, es peligrosa ya para tu corazón con solo existir.

Una sola porción de pizza tiene 400 o 500 calorías. Y eso es ya mucho. Por no decir, que cuando la comemos, no solo es una porción, sino más bien 7 u 8 porciones. Lo que claramente significa, que estamos metiendo más de mil calorías en nuestro cuerpo. O sea, energía para todo un día.

Lógicamente, si hacemos la pizza nosotros mismos, podemos rebajar un tanto por ciento las calorías al controlar los ingredientes. Tendrá muchos menos conservantes, pero aún así, no podemos afirmar que sea un alimento sano.


Patatas fritas

Las patatas fritas nos chiflan. Podríamos vivir nuestra vida entera a base de patatas fritas y de sus alternativas: con sabor a sal, a pimienta, con salsa vinagreta, o bien de esas que apenas tienen sal, y que dicen ser caseras y sanas. Pero no lo son. En todo caso, nos gustan tanto que podríamos fallecer por ellas.

Y seguramente, si tuviésemos ese modo de vida, podríamos morir por esa causa. Pues las grasas sobresaturas, que en pequeñas cantidades son limitadas, en grandes cantidades pueden provocarnos inconvenientes para el corazón y nuestro sistema digestivo. Con lo que mejor no exponernos, y limitar el consumo de esto.

Una vez por mes, como mucho. ¿Por qué razón? Pues porque sabemos que si comenzamos, no pararemos. Y comeremos más y más patatas fritas.


Salsa para acompañar

Obviamente, si lo que la salsa acompaña son a unas lagrimitas o unas alas de pollo, no hace falta decir que son muy dañinas. Pero hay otras personas que prefieren comer apio o palitos de zanahoria cruda. Claro que estos snacks son, y lo aseguramos al 100%, super sanísimos.

Lo que no es para nada sano, es la salsa ranchera que acostumbra a acompañar. Tanto si es salsa de yogur, como si es salsa curry, te podemos asegurar que es una de las maneras a las que incorporar cientos y cientos de calorías a tu cuerpo en menos de un solo mordisco.


Cualquier tentempié saladito

Sí, galletitas saladas, palitos torrados, o bien galletas en forma de pez. Da lo mismo qué forma tengan y cuántas comas, pues cuando comes una, comenzarás hasta dejar tu cuenco medio vacío. Y después va a venir el arrepentimiento. Y después, las ganas de reemplazar la culpa con otra sensación.

Pero el vacío está ahí. Y no, las galletas no van a ayudar a reparar este destrozo. Deja de comer tantas galletas y cambia el chip ¿Te apetece algo para picar mientras que ves la película? Escoge una fruta y cómetela a bocados. O bien cómprate unos frutos secos, si tienes que pelarlos mucho mejor, pues te va a llevar considerablemente más tiempo y vas a comer menos cantidad. Cualquier truco vale con tal de tenernos distraídos.


Tetrabricks de zumos de frutas

Ya hemos dicho ya antes que el zumo es buena opción a los refrescos. Siempre que nos estemos refiriendo a un zumo que no sea de tetrabrick. Es decir un zumo que sea absolutamente natural y que sea de frutas y/o verduras, sin colorantes ni aditivos artificiales.

Generalmente, los zumos de frutas acostumbran a ser más sanos, aunque no más económicos, podemos tener un subidón de azúcar bastante alto si merendamos todos los días alguno de estos. Como es lógico, tienes una opción alternativa natural que te va a llevar más tiempo y también más dinero, pero va a ser considerablemente más saludable. Hazte tus propios zumos de frutas.

Tanto si deseas adelgazar, como si solo te apetece saber qué sabor tiene, es buena opción para todos los que quieran conservar y mantener una buena salud a lo largo de los años.


Helados

Sobre todo cuando llega el calor, nos apetece mucho un helado. Pero quizá no sea lo más conveniente, porque entran dentro de la lista de los alimentos perjudiciales. Ya sabemos que los helados tienen una cantidad importante de azúcares. También tenemos los helados artesanales, que lógicamente son más sanos, pero no en la suficiente medida.

El helado contiene muchas grasas, y es peligrosísimo principalmente para la gente que tiene el colesterol alto. También tiene mucha lactosa, lo que puede considerarse bastante aventurada su ingesta para los que padecen de intolerancias.


Caramelos y chucherías

Ya nos lo repetían cuando éramos pequeños, que los caramelos nos picarían los dientes. No obstante, tras un tiempo decidimos que eso era una trola, y nos dedicamos a comer caramelos y chuches por todos lados hasta llegar a la etapa adulta. Pues resulta que al final llevaban razón, y sí que se nos han picado varias piezas dentales.

Además, ciertos caramelos no son analizados bien y entran en la UE sin pasar los estándares de calidad. Lo más conveniente es dejar de lado las gominolas y centrarnos en alimentos dulces de forma natural.



Si eres de esos que consumen esta clase de alimentos diariamente, esperamos que pronto cambies tus hábitos alimenticios. Ojalá que esta lista de alimentos insanos despierte ciertas inquietudes en ti y te propongas alimentarte mejor, para hacer más saludable tu dieta y a la vez, tu vida.

¡Buena suerte!

Otros artículos que te pueden interesar

Propiedades de las algas marinas: Alimentos para la salud
Propiedades de las algas marinas: Alimentos para la salud
Leer más